El Ser Humano dentro del Sistema.

¿Por qué me está pasando esto?

La estructura interna del mundo se constituye de tres elementos que coexisten de forma inmanente: El Ser Humano, El Universo y El Creador.

Habiendo comprendido el mecanismo que hace funcionar al ser humano, se puede llegar a entender el funcionamiento del mundo en sí.  La felicidad del ser humano puede ser alcanzada en el momento en el que armonice con su condición de integridad con el sistema y tome las riendas de su consciencia. La realidad o la configuración del determinado segmento espacio-temporal donde cada ser humano manifiesta su existencia es fruto de su interacción con el sistema.  Por consiguiente, el ser humano se encarga de configurar el siguiente “slide” de su vida a través de sus pensamientos, sentimientos, emociones y actos. Estos a su vez pueden estar subyugados al sistema o conscienciados. De esa manera, el sistema no es ni bueno ni malo sino un reflejo del mundo interior del ser humano; y solo existen dos opciones de interacción con el sistema: desde la posición de sumisión — el ser humano como recurso del sistema; o desde la posición del conocimiento: el sistema como herramienta en las manos del ser humano consciente para cumplir sus metas y deseos.

El ser humano ante todo es identidad, cuya principal función es la emanación de su voluntad. Y si el ser humano emanase nítidamente su voluntad y la materializaría, la estructura de su destino se ajustaría a sus deseos y necesidades. El problema surge de la discrepancia entre la voluntad y la expresión factual: el ser humano quiere una cosa, pero hace cosas totalmente diferentes.

El sistema está orientado a obstruir la emanación de la voluntad propia, y una gran mayoría de los seres humanos existen de manera aleatoria dentro de él. La pregunta “¿por qué me está pasando esto?” es un fiel indicador de la existencia aleatoria dentro del sistema y del desconocimiento de su mecanismo. El ser humano, en tal caso, es similar a un pez que se deja arrastrar por la corriente y luego se sorprende de porqué está en la barriga de un cachalote. Culpa a la corriente y al cachalote atribuyéndoles roles de los justicieros del destino, mientras que en realidad son elementos del “software” del sistema; cuya función operativa está establecida a priori. Y si el ser humano ha entregado los mandos de su vida, no puede tener reproches sobre el destino de su llegada. El sistema se hará cargo de ubicarlo en el lugar que le corresponde según su potencial de individualidad, desde donde podrá ejercer influencia sobre su destino de forma proporcional al nivel de su conciencia. Por tanto, desde la posición del sistema, el desenlace del “ser humano aleatorio” es lógico y coherente, mientras que el ser humano lo considera injusto y cruel. Cuanto más decepcionado y “maltratado por la vida” se siente el ser humano mayor es su desconocimiento del sistema.

El Consciente y el Subconsciente.

Para responder a la pregunta: por qué me está pasando esto? primero hay que determinar en qué nivel de consciencia (potencial de individualidad) se haya el ser humano, es decir, cuál es su conocimiento del programa llamado “VIDA”.  Esto se refleja en su nivel de manejo de su avatarcuerpo, que se compone de tres cuerpos básicos: el físico, el intuitivo (emocional) y el intelectual (mental). La mayoría de las personas se estancan en el “nivel usuario”. Por ejemplo, las personas que no prestan atención a su cuerpo físico y lo descuidan otorgando prioridad a los instintos, están en un nivel muy bajo. El cuerpo intuitivo corresponde a la emanación de los sentimientos y emociones, y el control de las emociones es uno de los peldaños más complicados de subir. La gran mayoría de crímenes suceden por la incapacidad del determinado individuo de lidiar con sus emociones. El desarrollo del cuerpo intelectual se consigue mediante el aprendizaje y, sobre todo, mediante la interiorización del “presente” — del mantenimiento de la consciencia en un estado despierto. Así mismo, la comprensión de los propios deseos y talentos solo se desbloquea en el “nivel avanzado” y corresponde a la emanación de la voluntad liberada.

Con la voluntad obstruida y los deseos distorsionados e ilegibles, ¿quién tiene los mandos de la consciencia del ser humano?

El subconsciente. Y con el subconsciente delegando la vida es imposible que el ser humano alcance la felicidad. Casi todos los seres humanos toman el 95 % de sus decisiones con el subconsciente, que es la siguiente unidad operativa después de la voluntad. Atrapado en una ilusión de control, el ser humano desconoce el verdadero funcionamiento de su mecanismo interno. No posee las instrucciones del uso de la propia consciencia; y para acceder a las claves del comportamiento humano y entender el motivo de las decisiones arbitrarias hay que recurrir a los archivos de memoria que alberga su subconsciente.

El subconsciente es la recopilación de todas las experiencias del alma humana durante sus reencarnaciones precedentes. Para comprenderlo hay que discernir entre las experiencias negativas que se manifiestan en la vida del ser humano en forma del Karma, y las experiencias positivas que son los talentos. El Karma es aquella información en la que se basa el sistema para programar el algoritmo del destino del ser humano; y tiene una influencia directa sobre su cuerpo físico, emocional e intelectual. Así mismo, el subconsciente es el único que conoce el Karma, por lo que debe estar al servicio de la consciencia del ser humano, y no al revés; para que el ser humano pueda descubrir sus errores del pasado, corregirlos, y descubrir sus talentos y desarrollarlos.

Si un ser humano quiere ser feliz tiene que aprender a manejar y a dirigir su consciencia. Así mismo, para lograr una interacción beneficiaria con el sistema es necesario descubrir la identidad genuina del alma y extraer las experiencias de su última aparición en este videojuego llamado “VIDA”.

 

Un comentario sobre “El Ser Humano dentro del Sistema.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑